logo

Bienvenidos

Si tienes un problema informático o simplemente quieres herramientas para mejorar y ser más eficiente, llámanos y te informaremos de nuestros servicios.
info@pcyredes.com
+34 932402588 - 652057641
 

Sabes que es una criptomoneda y cómo funciona?

Sabes que es una criptomoneda y cómo funciona?

Comparte con ilusión :)

 

 

La historia de los medios de pago cabe en una frase: desde el trueque hasta las criptomonedas. Sea la que sea  la forma que se utilice  para comprar y vender bienes, nos interesa estar al tanto de las nuevas tecnologías y aprender a relacionarnos con el dinero al estilo del siglo XXI.

Seguro que has oído hablar del Bitcoin, pero no tienes muy claro qué son y cómo funcionan las criptomonedas. Pues bien,  tenemos una guía para ti…

 

Según Wikipedia:

 

“Una criptomoneda, criptodivisa (del inglés cryptocurrency) o criptoactivo es un medio digital de intercambio que utiliza criptografía fuerte para asegurar las transacciones, controlar la creación de unidades adicionales y verificar la transferencia de activos usando tecnologías de registro distribuido.1​2​3​4​ Las criptomonedas son un tipo de divisa alternativa o moneda digital. Existe controversia respecto a que las criptomonedas tienen que ser de control descentralizado o monedas centralizadas por los bancos centrales u otra entidad.

El control de cada moneda funciona a través de una base de datos descentralizada, usualmente una cadena de bloques (en inglés blockchain), que sirve como una base de datos de transacciones financieras pública.

La primera criptomoneda que empezó a operar fue Bitcoin en 2009, 5​ y desde entonces han aparecido otras con diferentes características como Litecoin, Ethereum, Bitcoin Cash, Ripple, Dogecoin.”

Los bancos, gobiernos, firmas de contabilidad y empresas de softwares son conscientes de la importancia que estas representan y de que, en un futuro muy cercano, será completamente necesario implementarlas en sus principales proyectos. Lo mismo sucede con el Blockchain.

 

 

¿Qué son las criptodivisas?

 

El término “criptomoneda” o bien, “criptodivisa” incluye un sinfín de definiciones. Sin embargo, una de las más acertadas es que, una criptomoneda es una moneda virtual creada gracias a un código computarizado. Del mismo modo, una criptomoneda es una cadena de datos que indica una unidad. La principal diferencia de éstas últimas con las monedas convencionales es que las criptodivisas son completamente descentralizadas, es decir, no son controladas, ni supervisadas por ningún gobierno, estas son monitoreadas por un protocolo de Internet P2P.

Las criptomonedas o criptodivisas son monedas virtuales que se basan en la criptografía (cifrado de seguridad) para certificar las transferencias o los pagos de productos y servicios. Son un tipo de moneda alternativa que solo existe en internet y cuyo almacenamiento es digital.

Tienen un control descentralizado, al contrario que las monedas tradicionales que están dominadas por los bancos centrales. Esta forma de regulación funciona a través de una base de datos descentralizada, por lo general a través de una cadena de bloques o blockchain pública. Es un sistema de código abierto y de intercambio entre iguales.

Estas monedas digitales se crean a través de un proceso llamado “minería”, donde se los mineros van añadiendo los registros de las operaciones que se realizan al libro público mayor de determinada criptomoneda. Todas las transacciones ocurren de inmediato en cada una de las plataformas y son agregadas al libro público, donde pueden ser visualizadas por cualquier persona de la red.

 

 

 

Propiedades revolucionarias de las criptomonedas

 

 

Las propiedades revolucionarias son la principal diferencia entre las criptomonedas y las monedas convencionales. Como mencionamos anteriormente, éstas últimas se encuentran bajo la supervisión del gobierno de un país o de un banco central que rige la oferta y la demanda según su criterio y que puede visualizar la base de datos o cambiar las reglas sin llegar a un consenso entre ambas partes.

Por su parte, las criptomonedas no se encuentran bajo el control de nadie, éstas simplemente se rigen por la credibilidad que mantienen sus usuarios.

A su vez, las criptomonedas han logrado mantener el consenso gracias a una fuerte criptografía (de donde deriva su nombre) que permite garantizar su seguridad basándose en las matemáticas. Todo esto ha traído como consecuencia que las criptodivisas sean consideradas como alternativa frente a las monedas regulares.

 

 

 

 

¿Cuál es el funcionamiento de las criptomonedas?

 

Una criptomoneda puede utilizarse en cualquier rincón del planeta siempre y cuando el pagador y el cobrador la admitan. Ocurre exactamente igual que con las monedas tradicionales. Si quieres pagar tu alojamiento en Vietnam con euros solo podrás hacerlo si el hotel los admite. En caso contrario, tendrás que cambiar tu divisa a dongs.

 

Esta base es fundamental, ya que si nadie aceptara la criptomoneda como medio de pago no tendría sentido su existencia ni valor alguno en el mercado. Por ejemplo, en 2010 nacieron casas de cambio que permitían la compraventa de bitcoins mediante transferencias bancarias. Cuatro años más tarde, Microsoft aceptaba bitcoins para comprar Xbox y el sistema operativo Windows. En 2015, algunas instituciones de inversión colectiva como Fidelity Investments (quinto mayor gestor de activos del mundo) empezaron a comerciar con bitcoins mientras un grupo de grandes bancos internacionales mostraban su interés por la tecnología blockchain. En 2016, los primeros fondos de pensiones estadounidenses invirtieron en esta moneda.

 

Las criptomonedas como el Bitcoin no pueden comprarse y guardarse fuera de medios virtuales, así que necesitan una cartera digital para almacenar el crédito y que utilizar para pagar. Las billeteras digitales tienen el nombre popular de monederos y puedes llevarlos en un pendrive o guardarlos en la nube.

 

 

¿Cómo conseguir criptomonedas?

 

Sabemos cómo funcionan las criptomonedas pero, ¿sabes cómo conseguirlas? Existen dos formas. La primera es mediante la llamada minería, que es el método de generar nuevas unidades de la moneda. La minería se realiza mediante complejos cálculos matemáticos que necesitan una gran capacidad de computación y equipos informáticos muy potentes.

Por ejemplo, conforme se minan más bitcoins el cálculo se vuelve más complejo y, por tanto, es más difícil conseguir nuevas unidades de la criptomoneda. Si pensabas en minar en casa, olvídate. Existen empresas especializadas en crear nuevas monedas que utilizan ordenadores de más de 150.000€.

La segunda forma de conseguir criptomonedas es comprarlas a terceros en plataformas de cambio a través de Internet. Funcionan como las casas de cambio de toda la vida, donde intercambias una divisa por otra a determinado valor.

 

 

 

 

Las criptomonedas más comunes

 

 

  • Bitcoin — La primera criptomoneda que comenzó todo.
  • Ethereum — una moneda Turing completa programable que permite a los desarrolladores crear diferentes aplicaciones distribuidas y tecnologías que no funcionarían con Bitcoin.
  • Ripple — A diferencia de la mayoría de las criptomonedas, no utiliza una Blockchain para alcanzar un consenso en toda la red para las transacciones. En cambio, se implementa un proceso iterativo de consenso, que lo hace más rápido que Bitcoin, pero también lo hace vulnerable a los ataques de hackers.
  • Bitcoin Cash — Una bifurcación de Bitcoin respaldada por la mayor empresa minera de Bitcoin y fabricante de chips ASIC para minería de Bitcoin. Solo ha existido durante un par de meses, pero ya se ha disparado a las cinco principales criptomonedas en términos de capitalización de mercado.
  • NEM — A diferencia de la mayoría de las otras criptomonedas que utilizan un algoritmo de Prueba de trabajo, usa Prueba de importancia, que requiere que los usuarios ya posean ciertas cantidades de monedas para poder obtener otras nuevas. Alienta a los usuarios a gastar sus fondos y realizar un seguimiento de las transacciones para determinar qué tan importante es un usuario en particular para la red NEM en general.
  • Litecoin — Una criptomoneda que se creó con la intención de ser la ‘plata digital’ en comparación con el ‘oro digital’ que es Bitcoin. También es una bifurcación de Bitcoin, pero a diferencia de su predecesor, puede generar bloques cuatro veces más rápido y tener cuatro veces la cantidad máxima de monedas en 84 millones.
  • IOTA — La avanzada tecnología de contabilidad de esta criptomoneda se llama ‘Enredo’ y requiere que el remitente en una transacción realice una Prueba de trabajo que aprueba dos transacciones. Por lo tanto, IOTA ha eliminado a los mineros dedicados del proceso.
  • NEO — Es una red de contratos inteligentes que permite desarrollar todo tipo de contratos financieros y aplicaciones distribuidas de terceros. Tiene muchos de los mismos objetivos que Ethereum, pero se desarrolló en China, lo que puede darle algunas ventajas debido a una mejor relación con los reguladores chinos y las empresas locales.
  • Dash — Es una red de dos niveles. El primer nivel son los mineros que aseguran la red y registran las transacciones, mientras que el segundo consiste en “nodos maestros” que retransmiten transacciones y habilitan el tipo de transacción InstantSend y PrivateSend. El primero es significativamente más rápido que Bitcoin, mientras que el segundo es completamente anónimo.
  • Qtum — Es una fusión de las tecnologías de Bitcoin y Ethereum dirigidas a aplicaciones comerciales. La red cuenta con la confiabilidad de Bitcoin, al tiempo que permite el uso de contratos inteligentes y aplicaciones distribuidas, funciona parecido a la red Ethereum.
  • Monero — Una criptomoneda con capacidades de transacciones privadas y una de las comunidades más activas, que se debe a sus ideales abiertos y centrados en la privacidad.
  • Ethereum Classic — Una versión original de Ethereum. La división ocurrió después de que una organización autónoma descentralizada construida sobre el Ethereum original fuera pirateada.

 

 

 

Cuidado!  Estafas con criptomonedas

 

A medida que hay más gente interesada en las criptomonedas, los estafadores están encontrando más formas de usarlas. Por ejemplo, los estafadores podrían ofrecer inversiones y “oportunidades” de negocio prometiendo duplicar su inversión o darle libertad financiera.

Tenga cuidado con todo aquel que:

  • Le garantice que ganará dinero.
  • Le prometa altos rendimientos que duplicarán su dinero en un breve período de tiempo.
  • Le prometa dinero a cambio de nada en dólares o en criptomoneda.
  • Haga declaraciones confusas sobre su compañía.

 

Hay mucho más que hablar y que saber de las criptomonedas, te sugiero que te informes bien si te llama la atención invertir  o comprar bienes con este sistema. Hay mucha información que puede ser de utilidad a la hora de tomar cualquier decisión.

Suerte!

 

 

 

Maryflor Trujillo
No Comments

Post a Comment

Comment
Name
Email
Website