logo

Bienvenidos

Si tienes un problema informático o simplemente quieres herramientas para mejorar y ser más eficiente, llámanos y te informaremos de nuestros servicios.
info@pcyredes.com
+34 932402588 - 652057641
 

Qué es la caché y para qué sirve?

Qué es la caché y para qué sirve?

Comparte con ilusión :)

 

 

En informática, conocemos  como memoria caché o memoria de acceso rápido a uno de los recursos con los que cuenta una CPU ( Unidad Central de Procesamiento) para almacenar temporalmente los datos recientemente procesados en una memoria auxiliar.

 

La caché del sistema es una sección del almacenamiento interno que sirve de  acceso rápido a las aplicaciones instaladas en el dispositivo. Esta memoria no es más que un espacio ocupado en el dispositivo para que las aplicaciones instaladas localicen fácilmente los archivos que utilizan cada vez que se abren. Por lo tanto, la caché del sistema es un método del sistema operativo que permite agilizar la carga de las aplicaciones, tanto las nativas como las externas.

 

El funcionamiento de esta memoria alterna es sencillo: cuando accedemos a un dato cualquiera en nuestro sistema computarizado, se crea de inmediato una copia de los datos más relevantes del mismo en la memoria caché, de modo que los accesos siguientes a dicha información la tengan a mano y no deban buscarla  hacia su lugar de origen.

Así, accediendo a la copia y no al original, se ahorra tiempo de procesamiento y por ende velocidad, ya que el microprocesador no debe acudir todo el tiempo a la memoria principal. Se trata, dicho de otra manera, de una copia de trabajo constantemente actualizada de los datos de más frecuente utilización.

 

 

Cuando hablamos de caché del sistema es normal referirse a smartphones, que es donde más impacto tiene este tipo de memoria caché. En esencia, tiene el mismo propósito que la caché web, que es habilitar una carga más rápida de las apps instaladas.  La caché del sistema, en Android por ejemplo, utiliza parte del sistema de almacenamiento para ese fin, reduciendo así la capacidad total del smartphone o tablet para asì  aumentar la velocidad de navegación por el sistema y la apertura de aplicaciones en él.

 

Esta memoria alterna se sitúa entre el CPU y la Memoria RAM (Random Access Memory, o sea, Memoria de Acceso Aleatorio), y proporciona  un empuje adicional en tiempo y ahorro de recursos al sistema. De allí su nombre, que en inglés significa “escondite”.

 

Existen varios tipos de memoria caché, como los siguientes:

 

  •  Caché de disco. Es una porción de memoria RAM asociada a un disco particular, en donde se almacenan los datos de reciente acceso para agilizar su carga.

 

  •  Caché de pista. Similar a la RAM, este tipo de memoria caché sólida empleada por supercomputadores es potente, pero costosa.

 

  •  Caché de Web. Se ocupa de almacenar los datos de las páginas Web recientemente visitadas, para agilizar su carga sucesiva y ahorrar ancho de banda. Este tipo de caché a su vez puede funcionar para un solo usuario (privada), varios usuarios a la vez (compartida) o en conjunto para toda la red administrada por un servidor (en pasarela).

 

 

¿Para qué sirve la caché del sistema?

 

La caché del sistema sirve bàsicamente  para aumentar la velocidad de apertura de las apps instaladas y la navegación por el sistema operativo. Siguiendo con el ejemplo de Android, cada aplicación guarda los archivos que suele utilizar cuando la usamos, en la caché del sistema. Todas las aplicaciones necesitan de una caché para funcionar con soltura ya que están diseñadas  para disponer de estos datos de manera rápida. Hay algunas aplicaciones que guardan en la caché del sistema archivos completos que generan ellas mismas y que necesitan para su correcto funcionamiento, por lo que si borramos esta caché la próxima vez que iniciemos esa app tendrá que generar el archivo al completo de nuevo, aumentando el tiempo de carga.

 

Como todas las memorias, la caché puede llenarse o contar con datos tan desorganizados que se retrase el proceso de verificar si algún dato solicitado está disponible en caché: un procedimiento que todos los microprocesadores llevan a cabo rutinariamente. Esto puede ralentizar  la máquina, produciendo un efecto totalmente contrario al buscado. O, también, puede producir errores de copiado o de lectura de la memoria caché.

 

Sea cual sea el caso, se puede borrar la memoria caché manualmente, pidiéndole al sistema que libere el espacio alterno y vuelva a llenarlo a medida que sea necesario. Esta operación no altera en absoluto el contenido de nuestra información en el disco duro, ni mucho menos en nuestras cuentas de correo electrónico o de redes sociales. Se trata de una copia de trabajo, y borrarla nos deja frente al original, idéntico pero en otra ubicación.

 

 

La liberación de la memoria caché cumple con dos propósitos fundamentales, como son:

  • Eliminar datos viejos o innecesarios (puesto que no siempre utilizamos los mismos datos en el sistema), como archivos viejos o procesos que no volveremos a necesitar pero que están allí almacenados “por si acaso” para acelerar su ejecución.
  • Acelerar y agilizar el sistema al brindarle nuevo espacio libre para copiar los datos en uso actual, acortando los tiempos de procesamiento.

 

La caché del sistema, en Android por ejemplo, utiliza parte del sistema de almacenamiento para ese fin, reduciendo así la capacidad total del smartphone o tablet en pro de aumentar la velocidad de navegación por el sistema y la apertura de aplicaciones en él.

Es posible borrar la caché del sistema en Android, como en otros sistemas operativos, lo que producirá  un aumento de la capacidad de almacenamiento del dispositivo. Esto también hará que la navegación y el uso de aplicaciones sea más lento durante los primeros usos, hasta que alcance de nuevo la velocidad normal cuando en la caché se encuentren ya todos los archivos frecuentemente utilizados por las apps.

Con el tiempo, aunque borremos la caché del sistema esta aumentará de nuevo, al fin y al cabo es su utilidad y no debe ser borrada con frecuencia pues conseguiremos más espacio pero de manera temporal, a costa de un funcionamiento más lento del dispositivo.

Dicha labor de mantenimiento debe hacerse con cierta periodicidad, que sin embargo no debería ser exagerada, pues estaríamos impidiendo que la memoria caché cumpla con su función.

 

 

 

 

 

 

 

Bibliografia:  Geeknetic.es,  Cómo citar: “Memoria Caché”. Autor: María Estela Raffino.  Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/memoria-cache/.

 

 

Maryflor Trujillo
No Comments

Post a Comment

Comment
Name
Email
Website

istanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escort
istanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escort
istanbul escortsistanbul escortsistanbul escortsistanbul escortsistanbul escorts
istanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escort