logo

Select Sidearea

Populate the sidearea with useful widgets. It’s simple to add images, categories, latest post, social media icon links, tag clouds, and more.
hello@youremail.com
+1234567890
 

Qué es una conexión VPN, para qué sirve y cómo conectarnos a ella

Qué es una conexión VPN, para qué sirve y cómo conectarnos a ella

 

¿Qué es una conexión VPN?

Las redes VPN, cuyas siglas significan Virtual Private Network o Red Privada Virtual, en español, son un tipo de red en el que se crea una extensión de una red privada para su acceso desde Internet, es como la red local que tienes en casa o en la oficina pero sobre Internet.

Gracias a una conexión VPN, podemos establecer contacto con máquinas que estén alojadas en nuestra red local -u otras redes locales- de forma totalmente segura, ya que la conexión que se establece entre ambas máquinas viaja totalmente cifrada, es como si desde nuestro equipo conectado a Internet estableciésemos un túnel privado y seguro hasta nuestro hogar o hasta nuestra oficina, con el que podremos comunicarnos sin temer que nuestros datos sean vulnerables.

¿Cuales son sus utilidades prácticas?
Una vez que conocemos la teoría y que sabemos que una conexión VPN es como crear un túnel seguro entre nuestro equipo conectado a Internet y nuestra -u otra- red privada, las utilidades prácticas que podemos encontrar a esta conexión son claras. Podemos resumir los casos prácticos en los siguientes:

Acceder a una red de trabajo o de casa mientras se está de viaje: De esta forma, aún estando lejos de la oficina podremos acceder a los recursos compartidos de la empresa, como servidores de ficheros, impresoras, aplicaciones corporativas privadas, intranet, etc., de igual forma podremos conectarnos a nuestros equipos de casa para acceder a sus documentos, música, archivos, etc. En definitiva, podremos conectarnos a todos los dispositivos que nos podemos conectar cuando estamos sentados en nuestra oficina o en casa.
Esconder los datos de navegación: Como hemos explicado, todos los datos que circulan a través de una conexión VPN están cifrados, por lo que, por ejemplo, en caso de estar conectados a una WiFi pública, si hacemos uso de una conexión VPN será imposible que nadie pueda rastrear nuestra actividad, robarnos datos o cualquier otra situación similar a esta.
Entrar en sitios con bloqueo geográfico: Es posible que una aplicación o página web solo nos deje acceder si estamos navegando desde un país en concreto, por lo que si ese país no es el nuestro, difícilmente podremos acceder a ella. Ahora bien, si nos conectamos a una VPN que está alojada en ese país, este problema quedará resuelto, ya que será como estar navegando desde ese país.
Evitar la censura en Internet: De igual forma que el punto número tres, si nuestro país decide censurar ciertas páginas o aplicaciones, bastará con conectarnos a una VPN de otro país para poder saltarnos esa censura. Recuerda que los datos viajan cifrados por lo que esta práctica es realmente segura.

¿Cómo conectarnos a una VPN?

Existen diferentes formas de conexión a una red VPN en función de lo que necesitemos realizar, no es lo mismo querer crear una VPN en nuestra red local para acceder a los recursos compartidos que querer conectarnos a una VPN de otro país para saltarnos un filtro concreto.

Para el primer caso la complejidad del proceso hace que nos resulte imposible detallarlo en este artículo, por lo que si estás tratando de hacer uso de este tipo de conexión para uso domestico o laboral, te recomendamos que busques más información al respecto, te documentes y pruebes las diferentes formas de hacerlo.

Ahora bien, si estás pensando en conectarte a una VPN para navegar desde otro país o proteger tus datos, te  explicaremos:

Siempre que navegamos por la red dejamos un rastro de información con el que nos pueden rastrear nuestra actividad. Toda esta información es registrada por nuestro proveedor de internet, y con este rastro de información pueden rastrear nuestra información y actividad.

¿Qué podemos hacer para no dejar ningún rastro? Una de las opciones seria navegar por TOR (The Onion Router), una gran red de ordenadores totalmente anónima. Pero nos arriesgamos a que en algún equipo haya un sniffer registrando nuestra información.

Otra opción sería a través de una VPN (Red privada virtual), las gratuitas a un que nos aseguren que son cien por cien seguras para navegar desde ellas, luego no es así ya que tienen algunos fallos de seguridad, y las de pago son demasiado caras.

Os proponemos una manera sencilla y rápida de navegar por la red ocultando vuestra presencia y es usando la aplicación Hotspot Shield. Este programa lo utilizaremos como una VPN para enmascarar nuestra dirección IP, y os explicaremos como hacerlo.

Descargaremos el programa Hotspot Shield en página oficial aquí y lo instalaremos.

Una vez iniciado automáticamente se procederemos a la configuración.

Iremos a la pestaña Network Detection donde configuraremos el comportamiento de Hotspot Shield al detectar conexiones a internet. Por defecto el túnel VPN se activa cuando te conectas a una nueva red o a desconocidas, por lo tanto es recomendable dejar es opción.

En el menú General podremos configurar si queremos que se inicie con Windows, la duración de la pausa y que oculte el icono en el panel de notificaciones.

Para activar la protección de la conexión debemos pulsar en Conectar y comenzara el proceso de conexión VPN. Después de unos minutos pasara de un color amarillo a uno verde que nos confirmara que todo ha ido correctamente. Si queremos detener la conexión pulsaremos en el botón rojo.

Para elegir la el país desde el que nos conectaremos, iremos a la pantalla principal donde pondrá Virtual localización, y seleccionaremos desde que país queremos conectarnos. Esto hará que puedas navegar desde otro país manteniendo tu identidad a salvo y también puedes ver páginas vetadas en tu país.

 

Fuente: rootear.com

 

Maryflor Trujillo
No Comments

Post a Comment

Comment
Name
Email
Website