Pcyredes | ‘Just business?’ La ‘coreanísima’ Samsung pone una pica en Silicon Valley
1836
single,single-post,postid-1836,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_popup_menu_push_text_top,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-theme-ver-9.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.1,vc_responsive

‘Just business?’ La ‘coreanísima’ Samsung pone una pica en Silicon Valley

descarga

22 Abr ‘Just business?’ La ‘coreanísima’ Samsung pone una pica en Silicon Valley

Que Samsung se está acercando peligrosamente a los colosos del sector de la tecnología (a saber: Apple y Google) es algo que ya no escapa a nadie, y mucho menos a los aludidos. Con respecto a los de la manzana, los coreanos están presentando productos cada vez más atractivos para el mercado y de una calidad que nada tienen envidiar a los producidos con mimo por las huestes de Tim Cook. Por lo que respecta a Google, parece que la firma de Sergey Brin y Larry Page ya no ve con tanta alegría el peso específico que los de Seúl están adquiriendo en el ecosistema Android.

De hecho, si a alguien se le pregunta por un smartphone de primera línea con la plataforma del robot verde, es fácil que opte por nombrar a la marca coreana. Pero Samsung no quiere limitarse a ser un correoso competidor ubicado en Corea del Sur, sino que quiere abrirse un hueco entre los grandes como competidor global. Buena prueba de ello es la sede que han proyectado en el dorado Silicon Valley.

Así, tanto Apple (que está construyendo ya su nueva ‘ciudad’, legado directo del fallecido Steve Jobs), como Google, con su celebérrimo Googleplex, cuentan con sendas megasedes que son un brindis al último grito en tecnología y eficiencia energética. Y Samsung no quiere quedarse atrás.

El paraíso de los tecnófilos

Los coreanos han anunciado la construcción de un ‘campus’ que hará las delicias de los más tecnófilos y que les costará cerca de 300 millones de dólares, según ha anunciado el medio LA Times. Se trata de dos torres de diez pisos cada una, con todo tipo de avances tecnológicos y elevando al máximo el listón en lo que a eficiencia energética se refiere.

El edificio, al igual que sucede en la ciudad de Google, cuenta con todo tipo de elementos para el ocio de sus trabajadores: canchas de baloncesto, áreas ajardinadas para paseos, restaurante y todo lo que uno pueda necesitar para no tener que estar deseando volver a casa. La productividad, enmascarada con un velo de buen ambiente, es lo que todos los gigantes del valle persiguen.

La sede alojará a cerca de 2.500 empleados de la firma coreana y estará fabricada en acero y grandes ventanales que permitirán la entrada de luz natural, y que, además, aislarán el edificio de las inclemencias externas. Los expertos no han dudado en considerar esta colosal obra como un paso en la estrategia de cerco que los coreanos están llevando a cabo en todos los terrenos con Apple.

No hay que olvidar que, además de competir en el mercado con productos punteros, Apple y Samsung mantienen un reñido pulso en los tribunales, y ahora los asiáticos elevan su acoso ubicándose muy cerca de la sede de Cupertino. ¿Por qué ese lugar? “Es una zona de fuerzas transgresoras”, reconoce Young Sohn, responsable de estrategia de la firma coreana, “y no queremos perdérnoslo”.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.